Diario de los sucesos de la revolución en la Provincia de Antioquia en los años de 1840-1841

Cómo citar

[1]
Martínez de Nisser, M. ed. 2012. Diario de los sucesos de la revolución en la Provincia de Antioquia en los años de 1840-1841. Editorial EAFIT.
Publicado
June 28, 2012

Detalles sobre esta monografía

ISBN-13 (15)
978-958-720-126-0

Autores/as

María Martínez de Nisser

Palabras clave:

Literatura colombiana, Guerras Civiles (1830-1902)

Sinopsis

El viento traía el frío del páramo hasta la plaza de Sonsón donde soldados andrajosos preparaban escopetas y lanzas al frente de la iglesia de paja. La noche se convertía en la madrugada del 20 de abril de 1841 y en la casa de los Martínez Arango las mujeres gritaron de horror cuando María inclinó la cabeza un poco a la derecha y con pulso firme cortó su negra cabellera de veinticuatro años. No permitió que guardaran ni un mechón de su cabello para entregárselo a Pedro Nisser cuando volviera de prisión, porque la única ofrenda que ese sueco aventurero merecía era su vida entregada por amor. Una pasión que se encendió en el pecho de Pedro cuando viajó como médico a Sonsón, después de comprobar que por las lomas de las montañas no corrían los ríos de oro que le pintara un amigo en Suecia, y se encontró con los ojos negros de María.

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Biografía del autor/a

María Martínez de Nisser

Reseñada por sus biógrafos como Ana María, nació en Sonsón, Antioquia, el 6 de diciembre de 1812 y murió en Me­dellín, el 18 de septiembre de 1872. Heroína y escritora colombiana. Fueron sus padres Pedro Martínez, maestro de escuela, y Paula Arango. En 1831 con­trajo matrimonio con el ingeniero sueco Pedro Nisser. Durante la Guerra de los Supremos (1839-1842), ella y su marido apoyaron con energía las fuerzas del gobierno constitucional. Nisser fue des­terrado a Rionegro y apresado por los sublevados, y Ana María se incorporó, junto con su padre y dos hermanos, al ejército constitucional de Braulio Henao. El Congreso de Colombia la condecoró por su actuación, y fue reconocida en Me­dellín en un acto popular.