No miraré su rostro

Publicado
September 7, 2021
Colección

Autores/as

Ángel Galeano Higua

Sinopsis

No miraré su rostro es, como lo afirma el autor en su dedicatoria, un "ejercicio de la memoria". Así lo asegura también, al fin y al cabo quien habla no es quien escribe, el narrador en las primeras páginas: es una fiesta de la memoria en donde se confunde “el antes con el después”, porque el volumen que el lector tiene entre sus manos es una “subversión de lo vivido”. Esta novela se adentra –de la mano del narrador, ante el féretro de su padre– en un dilatado retroceso temporal que se remonta hasta los años cuarenta y cincuenta del siglo XX. Y como tal, los recuerdos se acumulan y se sobreponen, se solapan, se fragmentan, hasta conformar un llamativo tejido de personajes y episodios. Con un maravilloso sentido del equilibrio, el texto va de un episodio a otro hasta alcanzar el centro de unas vivencias que constituyen piedras de toque de la trayectoria personal, familiar y social de una comunidad. Como la urraca que acumula objetos brillantes en su nido, el narrador de esta novela acumula recuerdos.

Conrado Zuluaga

Descargas

Los datos de descargas todavía no están disponibles.

Biografía del autor/a

Ángel Galeano Higua

(Bogotá) Estudió Ingeniería Eléctrica en la Universidad Nacional de Colombia, pero prefirió la literatura y el periodismo. Este aprendiz de escritor, como se considera él mismo, se estableció en Medellín a mediados de los años 70 y luego se enroló en la campaña de “los pies descalzos” con su esposa y su hija a comienzos de los ochenta, en la cuenca del Bajo Magdalena, puerto de Magangué. Allí fundó El Pequeño Periódico y la fundación Héctor Rojas Herazo. Abandonó la región sitiada por la violencia y regresó a Medellín. Reactivó el periódico en 1992 y creó la Fundación Arte y Ciencia. Publicó los libros de reportajes Rumor de río, Navegantes de la utopía y Perfil de Mujer. Autor de la biografía de Débora Arango: El Arte, venganza sublime, y del científico Raúl Cuero: Inventar es tan serio como un juego de niños. Ganó el premio de cuentos Carlos Castro Saavedra, el premio Alfonso Castro de la Facultad de Medicina de la Universidad de Antioquia, y el de la Cámara de Comercio de Medellín, entre otros. Autor de los libros de cuentos Palabras al viento y Los niños de Aquitania, y del libro de ensayos Las siete muertes del lector. Su novela El río fue testigo quedó finalista en el concurso del IDCT de Bogotá. Fundador del Grupo literario El Aprendiz de Brujo del cual es su coordinador desde 2008.